top of page

Expandiendo la generosidad


Una forma de practicar la generosidad es dar o mandar energía donde se necesita, ya sea en forma de tiempo, dinero o amor.


Suele ocurrir que cuando pensamos en dar, casi siempre pensamos en dinero, y hay que recordar que no siempre es el caso, pero no importa la situación o circunstancia, siempre es al dar que recibimos. Esto significa que, cuando vivimos en un estado de carencia, el gesto que menos nos apetece dar es el mismo que podría ayudarnos a crear la abundancia que buscamos. Una forma de practicar la generosidad es mandando energía adonde se necesita. Dar dinero a una causa o a una persona necesitada es una forma de dar energía. Dar atención, amor o una sonrisa a otra persona son otros actos de dar que podemos ofrecer.


A veces, cuando practicamos la generosidad, lo hacemos de forma condicionada. Puede que esperemos "recibir de vuelta" de la persona a la que le hemos dado. Incluso podemos enfadarnos o resentirnos si esa persona no nos corresponde. Sin embargo, hay que confiar en el flujo natural de energía y te encontrarás practicando la generosidad sin condiciones. Esta es la forma más pura de dar. Recuerda que lo que envías siempre se te devolverá sea positivo o negativo. Debemos ayudar desinteresadamente sin esperar que esa misma persona te devuelva el mismo favor y de la misma manera, ya que al hacerlo el universo se encargara de enviarte lo que necesites en el momento que lo necesites. Dar incondicionalmente crea y genera abundancia. Al dar libremente, estamos confiando de que siempre hay un suministro ilimitado.


Ser conscientes de que siempre estamos apoyados por el universo, la Fuente, Dios Padre Madre es una de las claves de la abundancia y la generosidad. Recuerda conscientemente las veces que has recibido apoyo de fuentes esperadas e inesperadas. Recuerda a todos los que te han ayudado cuando más lo has necesitado, y bendice todas las situaciones que llegan a tu vida por las lecciones y regalos que te aportan. Recuerda que todo lo que se da y se recibe emana de la generosidad. Dar es un acto de gratitud. Siembra las semillas de la generosidad a través de tus actos de dar, y cultivarás los frutos de la abundancia para ti y los que te rodean.


Inspirado por: Daily OM.


Escrito por:

Alexandra Morales

Coach Angelical de Vida

Conductora del CHIEC Flagstaff

Instagram: @integralholisticcenter.flg

Facebook: Centro HolÍstico Integral CHIEC Flagstaff

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page