top of page

Amar nuestro trabajo o labor



Es posible encontrar la felicidad en cualquier trabajo porque lo que se hace es a menudo menos importante que cómo se hace.


En nuestra búsqueda por definir quienes somos, solemos realizar trabajos que muestre lo que valemos y nos encanta hacer, o en ocasiones puede que estemos realizando labores que no nos gusten, pero debemos hacerlas en ese momento. A veces la sociedad no juzga a todas las profesiones por igual, y no es raro que las personas que desempeñan trabajos que otros pueden considerar ordinarios o de poca importancia sientan que ellos mismos son ordinarios o de poca importancia. Y si nos ponemos a reflexionar, muchas personas maravillosas y sabias a lo largo de la historia han desempeñado lo que normalmente se ha percibido como trabajos ordinarios, y esto no ha influido en absoluto en que hayan conseguido aportar sus habilidades y talentos al mundo. Tanto si trabajas en el mundo de la empresa, la educación, la medicina, el comercio u otra profesión, tu valor es inherente a lo que eres y no a lo que haces para ganarte la vida.


Un trabajo que te guste, que te permita satisfacer tus necesidades y vivir de acuerdo con tus valores siempre será más gratificante que un trabajo de alto nivel que te disguste. Pero, lo importante a recordar es que es posible encontrar la felicidad en cualquier trabajo. Esto se debe a que lo que haces es a menudo menos importante que cómo lo haces. Tu actitud y tu intención pueden convertir un trabajo mediocre, para otros, en un trabajo que te llene por la forma en que lo enfocas. Si haces bien tu trabajo y lo que haces beneficia a otros, entonces estás haciendo un trabajo que está haciendo de este mundo un lugar mejor.


Si eres feliz en tu línea de trabajo actual y sientes que te permite ser tú mismo y vivir a plenitud, al tiempo que satisfaces tus necesidades emocionales y físicas, dejándote tiempo para disfrutar, entonces has encontrado tu pasión. Por ejemplo, si eres maestro, sé el mejor maestro que puedas, dando lo mejor de ti con amor y luz. Si te respetas y amas tu trabajo, los demás notarán tu pasión. Recuerda eres tú quien aporta esa energía a lo que haces y otros lo recibirán, no importando lo que hagas, que profesión o estilo de trabajo tienes. Disfruta de lo que haces y verás los frutos inmediatamente.



Escrito por:

Alexa Morales

Coach Angelical de Vida

Conductora del CHIEC Flagstaff

Instagram: @integralholisticcenter.flg

Facebook: Centro HolÍstico Integral CHIEC Flagstaff

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page