top of page

La gratitud efectiva


Todos sabemos lo importante que es la gratitud en nuestro camino espiritual y hemos escuchado algunos protocolos de cómo debemos agradecer y los beneficios que esta práctica nos traerá a nuestra vida.


Algunos de estos protocolos incluye agradecer incluso por las situaciones que no son positivas, al menos a simple vista, para nuestra vida o entorno. Si bien, conforme va aumentando nuestro nivel de consciencia sabemos que TODO ocurre por algo y que gracias a nuestra fe podemos estar seguros que TODO es PERFECTO, nos guste o no, a priori es difícil mostrarse agradecido por algo que tal vez nos esté causando una insatisfacción, disgusto, molestia, Etc.


Y es que el agradecimiento como tal implica efectos en nuestro organismo y por ende, es muy difícil mentirle a nuestro cuerpo. Cuando nos mentimos a nosotros mismos diciéndonos que esto es positivo cuando en realidad no lo sentimos, el cerebro lo sabe.


La mayoría de las prácticas que vemos en internet sobre agradecimiento dicen por ejemplo, realizar listado de cosas por las que agradecemos y leerlas hasta sentir agradecimiento. Esto no es particularmente efectivo a la hora de impactar en nuestro circuito y química neuronal o circuitos somáticos en nuestro cuerpo.


Sin embargo, hay un aspecto en nuestro sistema nervioso autonómico que nos hace estar más alerta y otro, que nos hace estar más calmados. Entonces, cuando entramos en este estado de estar más alerta durante nuestra práctica de gratitud, mejoran los efectos. Por ejemplo, respirar rápidamente repetidas veces o alterarnos de alguna manera, como brincar, cantar, Etc. que es la razón por las que algunos seminaristas o similares realizan este tipo de prácticas. Más adelante, explicaremos una práctica más efectiva para obtener los beneficios químicos y neuronales de la gratitud.


Un dato curioso sobre los beneficios fisiológicos de la gratitud es que, cuando los hechos por los que estamos agradecidos, recibimos agradecimientos o conocemos de hechos por los que alguien está agradecido vienen ligados a una historia. Nuestro cerebro y los circuitos neuronales reaccionan mejor ya que se conecta más fácilmente a la relación de tramas, protagonistas, antagonistas, pasado, presente y futuro ya que las historias son la manera más fácil de archivar datos.


Eso si, un estudio demostró que los beneficios del agradecimiento se dan cuando lo recibimos o lo damos pero, tiene que ser de manera genuina.


Otro estudio publicado en “The journal Brain Behavior and Immunity” en 2021 con el título “Explorando Neuro mecanismos de los beneficios en la salud de las mujeres”. Demostró que las mujeres que realizaron una práctica continua de gratitud, tuvieron una reducción muy significativa de algo llamado TNF-alpha, tumor necrosis factor alpha y IL-6 casi inmediatamente. Estos son químicos que existen en nuestro cuerpo que son segregados cuando nuestros sistemas están en profundo estrés.


Según varios estudios una práctica efectiva de agradecimiento con el fin de lograr los mejores efectos físicos en nuestro organismo debe cumplir las siguientes características:

  • Debe ser realizada desde una historia. No quiere decir que debamos recitar o escuchar la historia cada vez, pero si estar al tanto de los detalles importantes de la misma y sobretodo, en donde se basa el agradecimiento.

  • La historia puede tratarse de nosotros recibiendo o dando el agradecimiento de manera genuina o que observamos a alguien dando agradecimiento de manera genuina.

  • Luego de tener la historia seleccionada, debemos escribir tres o cuatro puntos importantes que nos servirán para recordárnosla. Lo recomendable sería un punto refiriéndose al estado en que nosotros o la otra persona se encontraba antes del evento del que se tiene gratitud, otro del estado después de este evento y algún otro punto que realce el sentimiento que evocamos en relación al porque hay un estado de agradecimiento.


Así, la práctica consiste en leer estos puntos para activar el sentimiento de gratitud y mantener mis en este estado por 1,2 o hasta 5 minutos.


Esto sería recomendado hacerlo al menos tres veces por semana y, cómo podrán ver, no toma mucho de nuestro tiempo por lo que, podría fácilmente convertirse en una muy importante y beneficiosa rutina


Escrito por:

Delpaeh Lara

Coach Angelical de Vida

Conductor CHIEC Barcelona

www.barcelona.chiec.org

E-mail: barcelona.chiec@gmail.com

Instagram: @centroholisticointegral.bcn

Facebook: Centro Holístico Integral CHI.EC

WhatsApp: +34 610 30 28 20

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page