top of page

Cuando te encuentras



Crecemos con una determinada familia y con el pasar del tiempo nos vamos rodeando de personas que tienen creencias, modismos, fortalezas, debilidades, temperamentos y tipos de crianzas, con determinadas experiencias previas, todas estas personas influyen en gran medida la personalidad que desarrollaras, las ideas, metas, hábitos y actitudes que manifestaras. Todo esto puede impactarte de una manera positiva o no tan positiva, dependiendo de que objetivo o misión tienes y lo que quieras hacer en esta vida. Todo este proceso lo puedes vivir siendo consciente de ello o siendo inconsciente de todos los factores que te transformaron en gran parte de lo que eres ahora.


Es posible que una experiencia con alguna de esas personas marcara tu ser, haciéndolo totalmente diferente a lo que era antes o quizá solo haya sido un cambio ligero, pero presente, que puede ser tedioso o beneficioso, dependiendo de la interpretación que le diste, la decisión que tomaste y el accionar que realizarte luego de ese suceso.


Todos los casos o los escenarios son perfectos, sin embargo, si alguno no te gusto o no estás de acuerdo con lo que vives producto de “eso”, entonces puedes cambiarlo. No importa si creciste con la idea, pensamiento o creencia de que “eso” es lo correcto o lo más apropiado, si no estás a gusto con eso, estás en tu derecho de replantearte todo y cambiarlo.


Unas de las preguntas que quizá puedan ayudarte, son las siguientes:

¿Esto me hace feliz?

¿Esto realmente me da paz?

¿Con esto tengo plenitud?

¿Esto realmente me cuadra con lo que yo soy o quiero ser?

Esto puedes hacerlo con todo, al incorporar o replantear un nuevo valor, creencia, actitud, planificación, relación y todo lo que puedas imaginar, guíate de tu intuición, ella será el medidor que iniciará este pequeño pero profundo ejercicio.


Es posible que en este proceso señales culpables o quieras buscar nombres para de cierta manera responsabilizar a alguien o a algo por esas cargas que estaban presentes en ti. Es normal, sin embargo, te invito a liberarte de esta energía proveniente del ego que busca victimización y juicio sobre lo sucedido. (Ojo, Estás en todo el derecho de vivirlo, sin embargo, té puedo adelantar que no es un proceso armonioso para transitar).


La verdad es que nadie es culpable, quizá suene raro o contradictorio de cierta manera, ya que es posible que por influencia de alguien o algo estés viviendo una situación o hayas tenido la creencia de que estaba bien vivir la misma. Pero, investigando es posible encontrar que esa persona se desarrolló con esa misma creencia o situación similar (la cual estas tú viviendo) y no cuestionara ese suceso pasado, el cuál condiciono la vida que está llevando.


También es posible que hayas elegido esa situación para poder vivir una determinada experiencia o sencillamente para liberarte de una energía karmica de vidas pasadas, existen muchas posibilidades, el cual puedes investigar o decidir soltarlas sean cuáles hayan sido las razones por las que sucedió todo, en ambos procesos puedes sanar, son diferentes vías que pueden llevar a un mismo camino de encontrarte, estás en el derecho de elegir cuál tomar.


Siempre tienes la decisión de elegir construirte o de encontrarte con tu ser, hay distintos caminos, el que más me ha gustado transitar ha sido el del amor, te invito a reencontrarte con tu ser, sea cual sea el camino, es una experiencia magnífica que toda persona debería darse la oportunidad de vivir.


Escrito por:

Yavew Lopez

Coach Angelical de Vida

Conductor CHIEC Doral

WhatsApp: +1 786 8708495









17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page