top of page

Consumo de alcohol moderado.


Queridos lectores, hoy vamos a tratar un tema muy importante para nuestra salud, conocer los efectos del consumo leve o moderado de alcohol.

Ya todos sabemos que el consumo de alcohol causa daños, muchas veces irreparables, en nuestro organismo . Sin embargo, existe la creencia de que esto sucede sólo cuando este consumo es en exceso.


Recientes estudios se han enfocado en determinar las consecuencias del consumo de alcohol cuando se lo realiza de manera que podríamos considerarlo como moderado. Por ejemplo, la copa de vino en la comida, la cerveza al final de la jornada laboral, unos cuantos tragos solo los viernes o los sábados, una vez al mes, etc.


Un estudio reciente realizado en el Reino Unido demostró que el consumo leve y moderado de alcohol causa un detrimento considerable en las neuronas de la neocorteza y otras partes del cerebro.


Debido a su estructura, el alcohol, es soluble tanto en líquido como en grasas por lo que atraviesa con facilidad todos los tejidos y células del cuerpo. Esto explica la gran capacidad de daño que ocasiona su consumo y porque lo vuelve implacable con nuestra salud. No hay barreras en nuestro organismo para él. A diferencia de otras sustancias como la cafeína por ejemplo, que se aloja en ciertos receptores que a su vez dan paso a los efectos ya conocidos de estar más alerta, no poder dormir, etc. El alcohol no tiene receptores, va donde quiera.


Lo más preocupante es que tiene la capacidad de penetrar con mucha facilidad nuestra corteza cerebral, neocórtex o neocorteza que se considera el área cerebral responsable de nuestra capacidad de razonamiento, memoria, planificación, etc. Y, a su paso va matando células y neuronas por doquier.


¿Por qué pasa esto?

El tipo de alcohol que se puede consumir por el ser humano es etanol. Es altamente tóxico por el daño y estrés que causa en las células. El etanol se metaboliza en el hígado y es transformado en acetaldehído, considerado uno de los carcinógenos más comunes.

Si pensábamos que el etanol era dañino, el acetaldehído es peor. Es un veneno que daña y mata células indiscriminadamente. Por esto el hígado debe metabolizar muy rápido la mayor cantidad posible y transformarlo en acetato. El acetato es utilizado como calorías VACÍAS. Sin embargo, durante todo este proceso el hígado sufre tremendamente el impacto de metabolizar este VENENO.


En resumen, cuando ingerimos alcohol estamos ingiriendo un tóxico que se convierte en un tóxico aún peor y una parte de este se convierte en calorías vacías(acetato) y la otra parte (acetaldehído), es lo que causa el efecto de embriaguez cuando llega a nuestro cerebro.


Podríamos resumir que embriagarse es la interrupción, inducida por veneno, en la manera en que trabajan los neuro circuitos cerebrales.


Otros efectos

Inflamación e hipermeabilidad intestinal.

Hace siglos se viene utilizando el alcohol para matar gérmenes y bacterias. Es utilizado comúnmente para desinfectar y esterilizar espacios o superficies, incluso heridas. De la misma manera, el consumir alcohol mata las bacterias de nuestro organismo indiscriminadamente. Por lo tanto, nuestra microbiota se ve afectada resultando en hipermeabilidad intestinal, que sumado al proceso inflamatoria que se da en nuestro hígado durante su metabolismo, los niveles de inflamación en nuestro cuerpo y cerebro aumenta de tal manera que afecta también al sistema inmunológico.


El sueño

Varios estudios en humanos y animales han comprobado que cuando hay alcohol en el cerebro o flujo sanguíneo la calidad de sueño es interrumpida en todas sus fases. Como consecuencia no se llega a tener un sueño reparador. Esto es importante porque muchas personas aseguran que toman algún tipo de bebida alcohólica con el objetivo de dormir mejor.


Estrés

Un efecto directo en las glándulas hipotálamo, pituitaria y adrenales genera que las personas que ingieren alcohol de manera regular, aunque sea leve o moderado, ocasiona que se eleven los niveles de cortisol, lo que se traduce en un incremento de estrés y ansiedad cuando la persona no está bebiendo. Por eso hay personas que tienen la necesidad de “tomarse un trago” para relajarse.


Gracias a todos estos estudios podemos darnos cuenta porque el Arcángel Rafael nos recomienda evitar el consumo de alcohol. Podría sonar como muy drástico pero ahora sabemos que el daño que ocasiona en nuestro organismo es un precio muy alto que pagar. Nuestra salud no tiene precio, amarnos es cuidarnos en todos los aspectos.


Bendiciones infinitas.


Referencias:

Médico Plus.com ,HubermanLab, New England Journal of Medicine, Journal of Clinical Medicine.


Escrito por:

Delpaeh Lara

Coach Angelical de Vida

Conductor CHIEC Barcelona

WhatsApp: +34 610 30 28 20



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page