top of page

Conéctate con tu Niño Interior y libera la alegría



El niño interior es la parte de nosotros que retiene las características y emociones que experimentamos durante nuestra infancia. Es la parte de nosotros que se maravilla ante el mundo, que se siente libre para jugar y experimentar, que es creativa e imaginativa, que es pura alegría.


El concepto del Niño Interior es uno de los elementos más valiosos y útiles desde mi punto de vista y experiencia, me ha facilitado trascender mis miedos, aprehensiones y obstáculos creados por mí misma.


  • ¿Recuerdas cuándo eras niño?


  • ¿Cómo eras de curioso?


  • ¿Cómo eras de aventurero?


  • ¿Cómo eras de imaginativo?


Todos hemos tenido un niño interior, sin embargo, a medida que crecemos, tendemos a perder ese contacto con nuestra propia esencia, con ese niño interior que llevamos dentro. En este artículo te compartiremos por qué es importante conectarte con él y cómo puedes hacerlo.


Según psicólogos modernos “la personalidad está influenciada por múltiples factores, incluyendo la genética, el ambiente y la cultura. Según la teoría psicológica de Carl Jung, el niño interior es una parte de la psique que representa nuestro pasado y nuestras experiencias de la infancia.


Es una parte importante de la personalidad y, a menudo, se relaciona con la creatividad, la curiosidad y la imaginación”.


En ocasiones, nuestro día a día nos lleva a desconectarnos de nuestro niño interior, una forma fácil y rápida de reestablecer esa conexión es renunciar a lo que nos impide mantener esa conexión.


Por ejemplo, te comparto la siguiente renuncia para liberar lo que mantiene bloqueada tu relación con tu Ser Interior.


  • “Yo, di tu nombre, renuncio a todo poder, control y autoridad que le he dado a todas las personas, animales, cosas o situaciones en esta vida, otras vidas y en todos los universos, consciente o inconscientemente de que maltrate mi niño interior.


Me limpio, me libero y corto con todo cordón en el cielo, en la tierra y en todos los universos creados con todos y con todos.


Me empodero en el amor incondicional e infinito que siento hacia mi mism@, amándome y respetándome eterna e infinitamente, al 100%, siempre”.


Y ahora lo transformaremos en la siguiente afirmación:


  • “Yo Soy Feliz, Yo Honro a mi Niñ@ Interior, Yo me Amo Infinitamente, Yo Soy Ilimitación, Yo Soy Felicidad”.


Desde la perspectiva de la neurociencia, “la idea del niño interior puede relacionarse con la teoría de la plasticidad cerebral, que sugiere que el cerebro es capaz de cambiar y adaptarse a nuevas experiencias y situaciones a lo largo de la vida.

Algunos estudios han demostrado que el cerebro es más flexible y adaptable durante la infancia, lo que puede explicar por qué retenemos algunos de los patrones y características de pensamiento de la infancia puede ser beneficioso”.


Por ejemplo, a mí me encanta la playa, durante mi niñez siempre íbamos a una casa que mi abuelo construyó en frente al mar, y pasábamos una “1” semana todo el día en traje de baño, sin ninguna preocupación, solo jugando y divirtiéndonos junto al mar.


En la actualidad cuando tengo oportunidad voy con mi familia a la playa y es una experiencia simplemente mágica.


Reflexiona lo siguiente y dae la oportunidad a tu niño interior de buscar esos maravillosos momentos de alegría y felicidad.


Será mágico si tu agarras una hoja de papel y lo anotas, para que forme parte de tus actividades para conectarte con tu niño interior.


La importancia de conectar con tu niño interior es por varias razones.


  1. Tiene un impacto positivo en nuestra salud mental y emocional.


  1. Reducir el estrés y la ansiedad.


  1. Mejorar nuestra autoestima.


  1. Nos permite lograr tener satisfacción en nuestras vidas.


  1. Nos ayuda a mantener tener una mente abierta y curiosa.


Cuando estamos conectados con nuestra creatividad e imaginación, estamos más abiertos a nuevas ideas y experiencias. Esto es especialmente importante en el mundo actual, donde el cambio y la innovación son constantes.


Recuerda que tu niño interior es la parte más auténtica de ti mismo.


Es la parte de ti que nunca ha perdido la capacidad de maravillarse ante las cosas simples de la vida, que sigue soñando con aventuras y que no tiene miedo de ser quién es; por ello es importante conectarte con tu niño interior y de esa forma su vocecita te ayudará a:


  • Liberar tu creatividad, permitirte que tus ideas fluyan sin miedo a ser juzgado.


  • Sentirte más alegre, es darte la oportunidad encontrar la felicidad en las cosas simples de la vida, disfrutar de cada momento, vivir en el presente y no preocuparte por lo que piensan los demás.


  • Tomar decisiones conscientes, cuando escuchas esa voz “niño interior”, logras conectarte con tus verdaderos deseos y necesidades, sin dejarte llevar por la opinión de los demás.


Cómo despertar tu niño interior


  • Dedica tiempo a actividades creativas como cuando eras niñ@;


  • Dibuja,

  • Pinta,

  • Escribe,

  • Canta,

  • Baila.


  • Haz lo que te guste y no te preocupes por el resultado; lo importante es disfrutar del proceso.

  • Juega: busca tiempo para jugar con:


  1. Tus hijos,

  2. Sobrinos,

  3. Primos

  4. Compañeros de escuela o trabajo,

  5. Amigos.


  • Jugar te permite conectar con tu niño interior y liberar la tensión acumulada.


  • Haz una lista de las cosas que te gustaban hacer cuando eras niño; trata de hacer una de esas cosas cada semana.


  • Dedica tiempo a tus pasatiempos favoritos;


  1. Lee,

  2. Toca un instrumento,

  3. Haz manualidades.


  • Sé curioso, trata de ver el mundo con los ojos de un niño. Haz preguntas, explora, descubre nuevas cosas.


En este momento y por un minuto, permite que tu mente traiga la curiosidad al aquí y ahora.


  • Haz un picnic en el parque y juega a la pelota, al escondite, a las carreras.


  • Ve a un parque de diversiones y sube a la montaña rusa.


  • Organiza una pijamada con tus amigos y diviértete como cuando eras niño.


  • Vuelve a escuchar la música que te gustaba cuando eras adolescente, baila.


  • Saca los patines, la bicicleta, el guante de beisbol que tienes guardados.


  • Recuerda tus sueños, a menudo, cuando éramos niños, teníamos sueños y aspiraciones que no estaban limitados por la realidad.


  1. ¿Recuerdas cuáles eran tus sueños cuando eras niño?


  1. ¿Qué te hacía feliz?


  1. ¿Qué te emocionaba?


¿Cómo sería tu vida hoy si tu pudieras incorporar alguno de esos sueños a tu vida actual?


  • Aprende de tu niño interior, en muchas ocasiones él puede enseñarnos cosas que habíamos olvidado o ignorado.


  1. ¿Hay alguna habilidad o talento que tengas que provenga de tu niñez?


  1. ¿Hay algún miedo o preocupación que te sigue afectando?


Cuando te conectas con tu niño interior puedes descubrir cosas de ti mismo que te ayuden a crecer, mejorar y porque no, convertirte en mejor Ser Humano.


Al conectar con nuestro niño interior, permitimos que el autoconocimiento y la autorrealización estén presentes en nuestro día a día.


Te invito a regalarte el tiempo para conectarte con esa parte, y poder recordar quiénes somos y lo que realmente nos hace feliz.

Así que la próxima vez que te sientas perdido o desconectado, solamente voltea a tu interior y conéctate con tu niño y verás como se te abre un mundo de posibilidades.


Acompáñanos al Mini Taller Conecta con tu Niño Interior.


Para conectarte en este momento con tu niño interior, te invito a realizar la siguiente meditación “Sé Tú Mismo”.

Escrito por



Hannah Morales


Coach Angelical de Vida

Maestra Zoly

Coordinadora CHIEC Fit & Be Holistic


Ph: +1 813-362-2085



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page